Crónica del concierto de The New Raemon & Invisible Harvey el pasado jueves en la Apolo de Barcelona.

El pasado jueves Ramón Rodríguez celebraba su décimo aniversario como The New Raemon y nos tenía preparada una bonita velada. Los encargados de abrirla fueron Invisible Harvey, de quienes Ramón dijo cuando anunció el concierto que habían sacado uno de los mejores discos del año pasado, y estaba totalmente en lo cierto.

Invisible Harvey

Salió al escenario Dimas Rodríguez junto a los miembros del grupo y empezó la función. Presentaron algunos temas de su primer disco “La puerta giratoria” (2016) y nos hicieron gozar con canciones como “Yo toqué en aquel disco” (¡bravo!), “Águilas en tus versos”, o la maravillosa “El hijo del hombre bala se va de vacaciones” con ese estribillo tan dulce que dice “necesito verte dormida para saber que te quiero” una y mil veces…

Dimas Rodríguez

Invisible Harvey - Núria

Dimas, cantando y a la guitarra española, sonreía y se movía por el escenario con una cara de felicidad que era envidiable. Casi para compensar esa energía, una elegantísima Núria Maynou hipnotizaba al personal con esa forma tan maravillosa de tocar el cello y lanzaba sonrisas cómplices a sus compañeros como corroborando que todo iba bien. Joan Gerard Torredeflot estaba al violín, además de a los coros, y también estuvo brillante, como el resto de la banda: Joan Pamies al bajo, Ferran Resines al teclado, Ivo Iglesias a la guitarra y David Romero a la batería.

Invisible Harvey

Con esas canciones tan melódicas pero con algunas partes bastante cañeras (al menos en directo me lo pareció más que en el disco), y con la complejidad de sus letras, que son casi cuentos o historias, esta banda enamora. La guinda del pastel llegó con “La noche de fin de año somos arte funerario”, en la que todos nos encargamos de acompañar a Dimas en ese bucle final del tema: “yo sé mucho de lápidas y epitafios… yo sé mucho de lápidas y epitafios”.

The New Raemon - Apolo

Pocos minutos después subieron al escenario Ramón y su banda: Marc Prats al teclado, Salvador d’Horta a la batería, Marc Clos (aka Dios) a la percusión, Miquel Sospedra al bajo eléctrico y Pablo Garrido a la guitarra. “La cafetera” fue el comienzo de The New Raemon así que era justo que “La cafetera” diese comienzo al concierto, seguida por “Sucedáneos” y “Variables”. Después de esa representación de los tres primeros discos, cantadas casi con ansia por el público, salió a escena Zahara para cantar esa “Por tradición” que tanto hemos devorado desde que salió como adelanto de “Quema la memoria”.  Bonita a rabiar (incluso más ahora que está embarazada), con la misma delicadeza y esa voz tan preciosa que tiene… fue una delicia ver eso en directo.

The New Raemon - Apolo I

The New Raemon - Apolo (Zahara)

Siguió el recorrido por esa larga lista de canciones que tiene The New Raemon, desde “¡Hoy estreno!” a canciones de su último disco como “Oh, rompehielos”, “Reina del Amazonas” (que nos dejó eufóricos) o “El Yeti”, pasando por “Quimera” o “Kill Raemon”. Pero el momento íntimo de la noche llegó cuando Ramón se quedó solo en el escenario, únicamente con su guitarra, para cantar “Verdugo” y la versión tan bonita que hace de “Te debo un baile” (Nueva Vulcano), bromeando porque todavía hay gente que cree que es suya.

The New Raemon - Apolo (Salvador d'Horta)

Llegó mi parte más esperada del concierto y le tocó entrar en acción al segundo de sus invitados, su compañero de escenarios desde el pasado mes de diciembre en que “Lluvia y Truenos” llegó a nuestras casas:  Ricardo Lezón, para mí el mejor letrista que tenemos en este país y también una de las voces más cautivadoras y singulares. Cantó “Malasombra” y “Gracia”, dos de sus canciones incluidas en “Lluvia y truenos”, pero también se animó con “Lo bello y lo bestia”, un clásico de Ramón al que Ricardo le ha cogido el gusto para los directos. Y después de verle cantarla unas cuatro veces en directo puedo decir que me sigue dejando rota con ese “y voy a reventaaaaar”.

The New Raemon - Apolo (Ricardo Lezón)

The New Raemon - Apolo II

Me pareció ver a un Ramón menos parlanchín que de costumbre (prácticamente en cada concierto me ha hecho reír a carcajadas) aunque quizá fuese porque era un concierto muy especial, que no son pocos diez años quemando la memoria, y me faltó la participación de Enric Fuentes, que había sido anunciado junto a Zahara y Ricardo Lezón como invitados de la noche. Pero todo eso no importa y, aunque parecía que ya estaba llegando a su fin ese precioso concierto, todavía pudimos disfrutar de cuatro canciones más, entre ellas “Cuadratura del círculo” (una pedazo de canción de Ramón para el disco compartido con el señor Lezón) y como punto final la terriblemente bonita “Tú, Garfunkel”, que emocionó sobremanera a los que estábamos allí.

The New Raemon - Apolo (Marc Clos)

The New Raemon - Apolo (Miquel Sospedra)

Un concierto muy emocionante que, al menos a mí, hizo sentir que estábamos formando parte de algo muy bonito y hecho con mucho cariño. Yo creo que ese setlist, con esas 24 canciones repasando su discografía, es un reflejo de ello. ¡Ojalá hayáis estado allí!

Siempre un abrazo x)

Fotos y texto: Lucía Domínguez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s