El festival más animal y ecléctico toma la ciudad. Crónica del Tomavistas 2017

Fotografías por Mónica Arévalo
[Si has asistido a esta edición del Tomavistas, búscate en nuestra crónica dedicada a todos vosotros haciendo click aquí]

Diferente, muy madrileño, el festival de los hipsters, de los modernos, uno de esos eventos que parecen estar a otro nivel por su ubicación, por un cartel lleno de bandas tan buenas como alejadas del mainstream festivalero. Así trataban de definir nuestros experimentados amigos un evento que a todas luces se sale de lo normal. Y si, cuando accedimos al recinto tuvimos una sensación así, diferente, tan de ciudad como se podía leer en las promos de las marquesinas de medio Madrid, y reiterado hasta en los vasos del propio festival. Tomavistas, en su tercera edición (la segunda en Tierno Galván) ha dado mucho que hablar, de hecho podríamos escribir varias crónicas muy diferentes entre sí por la de cosas que sucedieron en tres jornadas muy intensas, pero vamos a tratar de condensarlo en este artículo.

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (57)

Para empezar, el público (que suponíamos ‘moderno’ y que realmente era más bien familiar) no parecía muy contento de inicio, añorando una pasada edición más cómoda por el hecho de que había menos gente. Obviamente, lo normal es que un festival evolucione año tras año en todos los sentidos y este punto es el más reconocible, así que lo sentimos, gente hipster, pero os toca asumir que quizás sois más de los que desearíais. En todo caso, salvo momentos puntuales, este festival tenía muchos más puntos de descanso que cualquier otro pese a que el recinto no es especialmente grande. Eso sí, la jornada dominical fue más tranquila, quizás porque el sol prefirió quedarse en casa.

En lo que a la prensa respecta, lamentamos que no haya habido un puestecillo, un cuchitril, algo, para poder al menos cargar nuestros dispositivos. En MiRollo no somos muy sibaritas para estas cosas, pero nos valdría con la mitad del stand de Chanel para poder estar operativos de principio a fin de cada jornada. No somos muy de comentar estas cosas, entendiendo que lo importante es la música por encima de todo, pero son detalles que quizás en futuras ediciones debería tener en cuenta la organización. Por lo demás, los precios no eran tan altos como nos habían hecho creer previamente, no había demasiadas colas en general para pedir tus bebidas o para ir al servicio, y en general el entorno nos enamoró, destacando el anfiteatro del escenario principal, en el que todo el mundo podía ver bien los conciertos desde cualquier punto con total nitidez.

Todo lo que veíamos cada vez que levantábamos la cabeza era digno de contar, y ya en la primera jornada podríamos destacar muchas cosas, empezando por la actuación de la banda londinense The Big Moon, en uno de esos conciertos animadísimos en el que ya se empezaba a notar un poquito más de entrada en el recinto tras unos primeros recitales casi diríamos que íntimos. La gente venía directa del trabajo para disfrutar de Juliette Jackson y compañía, que vienen de presentar su trabajo Love in the 4th Dimension, y que nos hicieron pasar un buen rato todavía a pleno sol, gracias a su cercanía y su buen rollo entre canción y canción.

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (64a) (3)

Un sol que todavía aguantaba para que recibiésemos a los murcianos Schwarz. en el Escenario Wegow. Tenemos que reconocer que no conocíamos a esta banda ni los destacados trabajos que tienen a sus espaldas, y se les notaba especialmente agradecidos. En redes decían que agradecían la llamada del Tomavistas porque nos les llamaban de ningún sitio “por ser viejos”, y lo cierto es que nos pareció uno de los aciertos de este festival. Hacemos una llamada a todos los festis, ¡Llamen más a esta gente, no se arrepentirán! Aprovechamos para decir que este escenario, el pequeño, nos hizo pasar muy buenos ratos de esta edición, rodeado de árboles y mucha vegetación. Tenía algo especial y eso daba mucho juego a las bandas.

Pero claro, en el escenario principal ya esperaban por entonces los deseados Lori Meyers, que nos hicieron vivir una de las horas más animadas de la noche. Tras un panel en el que no dejaban de proyectarse figuras, se escondían Noni y sus cómplices músicos para regalarnos un popurrí de las mejores canciones de la banda ante un público que esta vez sí se mostraba ya muy animado. En MiRollo, que somos muy fans, no entendemos (y ya nos ha pasado más veces) cómo entre tanto fan absoluto de los Lori son solo cuatro gatos los que conocen y disfrutan en directo de un tema vital para entender los comienzos y la evolución de la banda como es Ham’a’cuckoo, pero en todo caso aprovechamos este espacio para agradecerles que hayan rescatado una de nuestras canciones favoritas para esta gira. No hay discusión, eso sí, habléis con quien habléis: Concierto sublime, de arriba a abajo.

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (90)
Y todavía nos quedaban energías para ver un poquito del show de otro de los grandes nombres de la noche, C. Tangana, que con colaboraciones incluidas y tras sus conciertos al otro lado del charco, vino a demostrar que el rap y los ritmos latinos también merecían un hueco en un festival tan ecléctico como este. Destacamos por encima de todos ese reciente tema titulado Mala Mujer, y esperamos disfrutar pronto del directo de este artista en salas en cuanto tengamos ocasión, porque engancha más de lo que podíamos imaginar.

Las guindas de esta primera jornada nos tenían preparado alguna sorpresa. Somos muy inocentes, y estábamos convencidos de que Goldfrapp iba a ser con diferencia lo más recordado de la noche, sobre todo por temas tan bailables como Oh La La y el reciente discazo Silver Eye, pero es que después nos encontramos con la fiesta que montaron desde el primer minuto la curiosa formación Hercules & Love Affair y ahi nos rendimos ante la evidencia. Las estrellas de la noche, con todo el mundo bailando y disfrutando de cada tema, fueron estos dos personajes, a cada cual más hortera y orgulloso de serlo, que crearon de la nada un pseudo-after del que parecía muy complicado escapar. Nosotros después de un buen rato lo conseguimos, porque somos muy cabezotas, y nos fuimos a casa a ritmo de Blind, con la idea de volver relativamente pronto al día siguiente.

Bien movidita, de hecho, venía de inicio esta toma dos del festival, que ibamos a comenzar con el directo de una bandaza, Cala Vento, a quien nuestras colaboradoras de Catalunya y alrededores vienen siguiendo desde hace bastante tiempo y que al fin en la capital nos iban a permitir disfrutar de su contundente Fruto Panorama. Nos jodimos (muy a gusto) y bailamos irremediablemente a pleno sol. Un sol que por cierto iba a jugar malas pasadas a más de uno como contaremos un poquito más abajo.

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

El calor no fue rival ante el ritmazo de los Rural Zombies, que se nos resistían en directo hasta la fecha, y supusieron una experiencia que querríamos repetir cuanto antes. Leíamos alguna crónica temprana en algunos medios en las que se sorprendían de la pegada de esta formación, y lo cierto es que no nos sorprende en absoluto, tan solo basta con dar una primera escucha a Bat para darse cuenta de que en directo iba a ser una gozada digna de vivir. Golden nos conquistó, pero no desmereció ninguno de sus temas, tanto que cuando quisimos darnos cuenta ya estaban Alien Tango en el escenario pequeño. ¡Se nos había pasado volando!

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo (35)

Y si, mucha atención a Alien Tango, que a nuestro alrededor levantaron críticas excelentes a la par que terribles. En nuestro caso no entendíamos la parte negativa de un espectáculo en el que su irreverente vocalista hizo lo que le dio la gana interpretando al mismo tiempo sus canciones a la perfección. Una banda que tendremos muy en cuenta desde ya, no obstante estarán en varios de los festivales más importantes del país como el FIB, Les Arts o el Primavera Sound. Pero sí, asumimos que la gente quería disfrutar desde el inicio de unos ilusionantes Kokoshca, de quienes solo podemos decir que estaban sonando de miedo hasta que su batería, quizás por el calor como adelantábamos, sufrió un jamacuco (mirad qué bien traído, ¿Veis?) que obligó a la banda de Pamplona a cancelar su actuación practicamente en ese mismo instante. Nos decían sus fans que ya era mala suerte, teniendo en cuenta que en la actuación de la mítica sala el Sol el pasado febrero sufrieron determinados problemas de sonido que llevaron a la banda a decir con rabia que se resarcirían ante su público en este festival. A la tercera va la vencida, estamos más que seguros. A las pocas horas, la banda publicaba en sus redes una foto del batera con una sonrisa  enorme en la cara, y eso es lo que realmente importaba al final.

Después de un ratito comentando la jugada, nos dimos cuenta de que ya había música en el escenario Wegow, y allá que nos fuimos con muchas ganas de disfrutar de otro espectáculo no apto para todos los oídos. Las Odio venían con muchas ganas de presentar en sociedad su Futuras Esposas con temas pegadizos como Yo lo vi primero, Blackout o el crítico y rabioso Indiespañol. Fue en el bolo de las madrileñas cuando empezamos a ser conscientes de que era sábado y por lo tanto el recinto estaba empezando a llenarse bastante más que el día anterior. En cualquier caso, consideramos que la razón de ser del Tomavistas son formaciones como ésta, y que si alguien esperaba escuchar algo facilón, obviamente se habían equivocado de evento.

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo (66)

La cosa se empezaba a poner seria cuando Los Punsetes, con una rígida Ariadna en modo Menina, se subían al escenario grande para tocar todos y cada uno de los temas más conocidos de todos sus discos. Desde el reciente Tu Puto Grupo a un clásico como Tus Amigos, pasando por Opinión de Mierda o Arsenal de Excusas, lo cierto es que la formación de la capital nos puso a cantar como si no hubiera mañana. No nos explicamos, aunque esto siempre nos pasa, cómo esta chica es capaz de estar así, sin moverse durante todo un concierto, pero es evidente que es una seña de identidad que esperamos que nunca cambie. Y que las canciones de Mabuse siempre suenen así de bien en vivo, claro.

De cantar no ibamos a parar, y es que tras una breve espera al fin pudimos disfrutar de León Benavente, de quien nos avisaban nuestros enviados especiales al Interestelar que la noche anterior había comenzado su actuación bastante más light de lo habitual. Pues no, en Madrid Abraham Boba y su banda ofrecieron un recital intenso de principio a fin, tocando todos los palos que hubiésemos firmado antes de empezar. Desconocemos de dónde saca tanta energía este señor, somos muy de pensar que quizás la tenía acumulada de sus tiempos junto a Nacho Vegas, pero nos da la sensación de que la cosa va a más cada vez que le vemos encima de un escenario. Nos quitamos el sombrero, porque una vez más (y van muchas ya) puso del revés a todo un festival cuyos fans no dejaron de saltar y cantar en lo que duró el bolo. Como traca final, el broche lo pusieron precisamente Las Odio cuando irrumpieron el escenario con ansias por bailar y llevárselo todo por delante, teclado incluído. Quizás hayan sido los grandes vencedores de esta edición del Tomavistas, al cual todavía le quedaban unos cuantos grandes nombres por salir a la palestra.

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

Empezando por The Horrors, probablemente la banda más esperada de los tres días de festival. Con ellos la luz se volvió oscura y tenue, para desgracia de los fotógrafos que se tiraban de los pelos al ver el resultado de sus capturas. Para el público general, ajeno a estos detalles, la banda de Southend nos regaló exactamente el concierto que esperábamos, lleno de clásicos de todos sus discos y con una puesta en escena a camino entre el pasotismo chulesco (chupas de cuero incluídas) y la conexión perfecta con sus fans, que obviamente sabían a lo que venían y disfrutaron como enanos.

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo
Nos íbamos a desquitar de toda esta oscuridad post-punk disfrutando de la electrónica de nuestros queridos Delorean, pero antes nos quisimos quedar un buen rato con la valiente apuesta de Aries. Habíamos tenido la oportunidad de verle delante de su teclado en la noche de la entrega del Premio Ruido en la Sala El Sol hace poquitos meses, pero ver el escenario Wegow tan lleno de gente para la hora que era nos hace pensar que para ella habrá sido todo un orgullo. Tal y como reza una de sus canciones, fue un eclipse total en una noche muy cañera que nos sorprendió mucho para bien. Ya para entonces íbamos a optar por descansar para que el tercer día de festival no se nos hiciese más duro de lo que preveíamos.

Y casi podríamos decir que el Tomavistas en versión dominguera fue bastante light, con menos gente y en definitiva tan familiar como muchos añoraban, lo cual es de agradecer. La gente nos volvía a comentar que en la pasada edición disfrutaron de un ambiente similar en general, lamentándose de que este año fuese más saturado, pero como de esto ya hablamos al inicio de la crónica, nos centraremos en la música: Entre las gotas que parecían caer del cielo pudimos sorprendernos con el directo de una banda que auguramos que va a dar mucho que hablar: Cómo vivir en el Campo tiene ese algo que engancha, no nos digáis qué es… pero lo tienen. Con ellos empezábamos una mañana que nos guardaba un percance extraño, y es que Triptides no llegó a subirse al escenario, ocupando su lugar un artista que no estaba en el cartel, Dani Llamas. La psicodelia, en consecuencia, tendría que esperar al final de la tarde cuando los esperados Rufus T. Firefly recogiesen el testigo.

Antes íbamos a tener el honor de ver por primera vez en nuestras vidas a Las Robertas, que nos iban a transportar al universo surf y sesentero que tanto nos gusta para olvidarnos por un momento de todo lo que nos rodea. Nos flipa la lluvia de platos en temas como Not Enough, al igual que los coros de cortes como Golden Visions, porque creemos que son detalles así los que hacen que una banda destaque, y más cuando en directo sus temas suenan todavía más sucios y frescos. Sí, ahora ya lo sabemos: ambas cosas son compatibles.

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

Para entonces, llegaba el momento de bajar algunas marchas y emocionarnos una vez más con Morgan. Y decimos una vez más porque vivimos con mucha ilusión su actuación en el Festival Gigante 2016 en un formato similar a este, y nos emocionamos cuando disfrutamos de sus canciones en el íntimo ciclo WIC de Segovia. Muchos tendréis en el recuerdo su actuación en una sala para los elegidos como la Ochoymedio, y el caso es que siempre nos hemos ido a nuestras casas con una sonrisa enorme en la cara después de verles. Lo de Nina ya no sabemos cómo definirlo, simplemente reconocemos una y otra vez que siempre nos hipnotiza con su voz, y no iba a ser menos esta vez, siempre dejando detalles además de los temas nuevos que vendrán y que ya nos morimos por escuchar en disco. El caso es que una apuesta en la que prima el soul ha conseguido colarse dentro de muchos festivales y eventos que parecían hechos para el indie más mainstream y para bandas aspirantes a lo mismo, y por eso es una victoria musical digna de celebrar. MiRollo, como siempre, encandilado y rendido a la música de esta gente.

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

Otro momento especial de la tarde, diríamos que el momento que más nos habría fastidiado perdernos de todo el festival, tiene que ver con uno de los grandes nombres de la música de nuestro país. Enric Montefusco está consiguiendo con caracter y con canciones de una calidad abismal que olvidemos el momento en el que Standstill pasó a mejor vida. Su Todo para Todos, canciones como Flauta Man o Meridiana merecen el mayor de los reconocimientos, y es precisamente en el directo cuando estas composiciones parecen premiarse incluso a sí mismas. Se encarga, en medio del éxtasis musical, de recordarnos temas que nos llenan de nostalgia como el Adelante Bonaparte, y cuando creemos que nada mejor puede pasar, se sube a un alto entre el público (tal y como hizo en el Teatro Lara, por poner un ejemplo cercano) para regalarnos uno de los momentos más memorables de esta edición del Tomavistas, tocando y cantando a capella. La mitad de la gente que había comprado el abono de los tres días, ¿Dónde narices estábais en este momento?

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

La representación española en la jornada dominical obviamente era protagonista, y esto lo sabían The New Raemon & Mcenroe, que con menos espectación de la esperada defendieron igual de bien que siempre su disco conjunto Lluvia y Truenos. No podemos negar que ambas bandas nos gustan más por separado, pero también es cierto que dicho trabajo es una verdadera joya que no todo el mundo es capaz de valorar en su justa medida, y esto da la sensación de que se traslada al directo. Desde aquel concierto en el Circo Price hemos notado una mayor respuesta, pero nos sorprendió que no se viese refrendado como merece en en este festival.

Habíamos dejado a la psicodelia abandonada a su suerte unas líneas más arriba, y llegaba al fin al rescate la banda con más proyección del festival. Magnolia es un auténtico tesoro para Rufus T. Firefly, de hecho no recordamos un disco que pudiese dar tantas alegrías ni abriese tantas puertas como el último de la banda de Aranjuez. En total estado de gracia, volvieron a regalarnos un concierto lleno de fuerza e intensidad, de melodías y versos complejos que contrastan con la aparente sencillez y transparencia que proyectan sus músicos. No tenemos palabras y al mismo tiempo las pondríamos todas en la palestra, porque es una maravilla ver actuar a esta gente.

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

Con todo, aún quedaba un momento de relativa nostalgia para quienes escuchábamos Airbag en el instituto, en un momento en el que las canciones de la banda malagueña no salían de nuestras cabezas, con parte de culpa para trabajos como Ensable Cohetes o Mondo Cretino. Es evidente que no fueron ellos quienes mataron al Tomavistas, pero ya poco quedaba de un festival con mil detalles aun por valorar. Eso sí, nos dieron cuerda y fuerzas para aguantar lo que quedaba, en medio de una sensación general entre el público de que ya costaba por momentos atender a los directos por la evidente saturación.

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo
Gozamos, en cualquier caso y desde muy atrás, del directo de los valencianos Polock en el escenario Wegow. Si nos ponemos un poco quisquillosos, hubiésemos preferido que clausurasen ellos el Tomavistas 2017 por clásica tradición de que las bandas que tiran un poquito de electrónica sean siempre las que cierran la puerta de los recintos (¡Madre mía, igual nos estamos haciendo mayores!). En todo caso y tras verles en el San San Festival, de nuevo un placer poder disfrutar en directo de sus temas clásicos y sobre todo del Magnetic Overload en todo su explendor.

Pero sí, estaba escrito en algún lugar y tenía que ser L.A. el encargado de poner punto y final a esta edición con un directo sublime, cuidando al milímetro tanto la ejecución como los detalles de una actuación que servía para resarcirse de los problemas técnicos que volvieron locos a Luis Alberto y compañía en el Festival Interestelar el día anterior. Era la ocasión perfecta para defender los temas más contundentes del reciente King of Beasts como Leave it all Behind, Helsinki o Turn de Lights on, sin dejar de lado clásicos como Dualize, Hands o la gran Stop the Clocks. Un auténtico lujo de actuación que unida a las demás actuaciones de bandas de aquí, deja el listón mucho más alto de lo que muchos imaginarían en un festival que de entrada parecía que tenía a otros protagonistas.

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

Terminaba así un Tomavistas 2017, el primero para MiRollo, lleno de sorpresas, de actuaciones sorprendentes y de giros en el guión preestablecido. Con algún detalle para mejorar, las sensaciones en general han sido muy positivas y obviamente queremos repetir. ¡Larga vida a los animales de ciudad!

***

Galería fotográfica con las mejores fotografías de Mónica Arévalo, porque muchas imágenes valen mucho más que millones y millones de palabras.

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (9)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (2)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (4)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (12)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (15)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (23)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (24)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (35)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (44)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (47)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (48)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (49)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (50)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (52)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (2)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (58a) (3)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (58a) (2)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (58a) (4)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (58a) (6)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (62)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (63)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (64a) (1) 19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (64a) (5)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (64a) (4)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (64a) (6)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (71a)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (72)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (78a) (2)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (78a) (3)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (85)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (89)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (78a) (4)

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (92)

Tomavistas 2017

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo

19022017 Tomavistas_MonicaArevalo (93)

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo (30)

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo (34)

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo (39a) (1)

Tomavistas 2017

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo (50)

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo (50)

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo (51)

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_Moni

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo (59)

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo (60)

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo (62)

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo (65)

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo (65)

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

20022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

21022017 Tomavistas_MonicaArevalo

***

@danipach84
@clep00
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s