xoel lopez

Como un soño, el chegou: Xoel López conquista el Cultura Inquieta (crónica)

Fotografías por @clep00 [Mónica Arévalo]

Si nos pidiesen que cerrásemos los ojos e imaginásemos con todas nuestras fuerzas e imaginación posibles cómo sería el festival musical perfecto, es muy probable que se pareciese en mucho a la maravilla que lleva tantos años organizando Cultura Inquieta en Getafe. Lo decimos por el trato, por el orden, por responsabilidad y por un cartel que año tras año se supera todavía más, sin parecerse en nada a cualquier otro evento del estilo. Ara Malikian, Marlango, The Skatalites, Rosendo, Ilegales, Burning, Los Mirlos y muchos más en un mismo escenario durante varias semanas. Podría parecer utópico, pero en cambio es una soberana realidad que vale la pena vivir. Algo está haciendo muy bien la organización para que además todos y cada uno de los artistas se muestren tan sumamente agradecidos por formar parte de cada edición.

Xoel Lopez y Depedro_Cultura Inquierta 17'

En nuestra noche favorita del festival, Depedro salió al escenario solamente acompañado de su guitarra y dispuesto a romper el protocolo, sin intro, ni humo ni nada de lo que suele tener un inicio de un concierto, algo por lo que nos sorprendimos muy gratamente, entendiendo de inicio que ésta iba a ser una noche diferente. El ex-Vacazul se puso delante del micro, saludó y casi como si pasase por allí y decidiese de repente quedarse, entonó los primeros acordes de Como el Viento, uno de los temas clásicos que todos queremos escuchar cuando le vemos en vivo. Se fueron sucediendo lo que nosotros entendimos también como las favoritas del artista y por supuesto las nuestras, como son Nubes de Papel, Diciembre o la siempre esperada y emocionante Llorona. Todo el recinto coreaba cada una de sus canciones, unas veces con desenfreno y otras casi susurrando los versos de Jairo, algo que es necesario destacar porque en el recinto del Cultura Inquieta se escucha absolutamente todo. Comunión total entre el artista y su gente, contenta por comprobar que el telonero tuvo muchos minutos para regalarnos sus canciones más sonadas.

Lo cierto es que entre su actuación y la de Xoel fuimos más conscientes de lo bonito y ordenado de un recinto que se mantenía especialmente limpio mientras avanzaba la noche. Barras nada saturadas y espaciadas, cerveza sin gluten (un aplauso enorme por esto), baños limpios con agua en los lavabos y sin apenas colas, y una zona para cenar en la que apetecía mucho estar. Por supuesto, la presencia de niños siempre dan un toque especial a cualquier festival, pero en este caso sumando dicho detalle al conjunto nos daba la sensación de estar en el evento soñado.

Xoel López y Depedro_Cultura Inquierta 2017

La música de fondo se desvanecía al fin para que Xoel López y su séquito de artistazos llenasen el escenario en un recital que seguiría guardando ese toque mágico del telonero pero añadiría un toque de morriña difícil de explicar con palabras. Y no podía empezar más calentito su concierto que con El amor no es lo que piensas como primera bala directa a nuestros corazones, rotos o no, para que no dejásemos de cantar hasta el final todas sus canciones. Casi sin respiro, nos sorprendimos por poder disfrutar en directo después de tantos años de I’ll see you in london, un tema que nos gustaba muchísimo en su día, remontándonos al EP del mismo nombre publicado en 2001.

Ya nos había quedado claro para entonces que la noche iba a ser muy Deluxe, sumando momentazos como el vivido con Tendremos que esperar, aunque era necesario hacer guiños a los temas más recientes de su carrera en solitario como Yo solo quería que me llevaras a bailar. Paramales es una auténtica maravilla en nuestra opinión, pero Xoel tiene tantas joyas dentro de Atlántico que a narices tenían que despachar grandes hits como Hombre de ninguna parte, Por el viejo Barrio o el clásico de los clásicos, Tierra, que en esta ocasión contaba con la colaboración el propio Jairo Zavala para darle un toque todavía más emocionante.

Xoel Lopez y Depedro_Cultura Inquierta 17'

Ahora todo es igual pero nada es lo mismo (parafraseando a Patagonia) es lo que estaría pensando Xoel y sus músicos en este ejercicio de memoria, en un paseo en el que determinadas canciones de toda su carrera musical estaban haciendo gustosamente de guías, llevándole de nuevo a sus viajes por Europa, a Argentina, a su vuelta a casa o a su vida en Madrid y su cielo. El tiempo (y la distancia, que diría Ferreiro) era el protagonista intrínseco de la noche, algo que pudimos seguir comprobando cuando empezaba a sonar A un metro de distancia, del excelente Fin de un viaje infinito (2007) o Ningún hombre, ningún lugar.

Xoel Lopez y Depedro_Cultura Inquierta 17'

Quedaba un espacio para dar protagonismo aún más si cabe al mar, a su sal y en definitiva a Galicia, y es que una de las favoritas de Xoel resultó ser A serea e o Mariñeiro, una auténtica joya folk escrita en galego que terminó de emocionar a un recinto que estaba más lleno de lo que podíamos imaginar en un primer momento. La última canción antes de los bises, por supuesto, tenía que ser De piedras y arena mojada: El recital tenía que “terminar” con todo su público coreando un estribillo diseñado para momentos como éste.

No creemos en los fantasmas pero sí en las meigas, a las que íbamos a rogar al menos dos temas indispensables para la vuelta de la banda a las tablas, en este caso grandes odas a la rabia sentimental… y tanto que nos los concedieron. De otro disco increíble como Reconstrucción (2008) Xoel y compañía nos iban a premiar la espera con la nostálgica Quemas, y ya con el público en lo más alto empezaron a sonar los riffs sueltos de Que no, ese tema clave para entender el éxito de un artista que a día de hoy es uno de los nombres sin los cuales la música independiente de este país no tendría sentido en absoluto. Semejante himno nos quebró las gargantas y nos hizo muy felices de estar en Getafe en una noche irrepetible.

Cuando los músicos se despidieron, fuimos conscientes del frío que hacía dentro de las instalaciones del Cultura Inquieta y abandonamos sin esperas ni aglomeraciones el recinto. Nuestros coches estaban a tan solo cinco minutos de allí caminando, y por ello terminamos por dar otro punto positivo más a la organización. En conclusión, un diez sobre diez para un festival que tiene tantas cosas buenas que ojalá muchos eventos masificados y llenos de malas formas tomasen nota. Aprovechamos para dar las gracias a la organización por el trato, porque nos hemos sentido como en nuestra casa.

Como un soño, o Cultura inquieta tamén chegou.

@danipach84

Galería de imágenes:

Xoel Lopez y Depedro_Cultura Inquierta 17' Xoel Lopez y Depedro_Cultura Inquierta 17'
Xoel Lopez y Depedro_Cultura Inquierta 17' Xoel Lopez y Depedro_Cultura Inquierta 17'
Xoel Lopez y Depedro_Cultura Inquierta 17' Xoel Lopez y Depedro_Cultura Inquierta 17'
Xoel Lopez y Depedro_Cultura Inquierta 17' Xoel Lopez y Depedro_Cultura Inquierta 17'
Xoel Lopez y Depedro_Cultura Inquierta 17'

Xoel Lopez y Depedro_Cultura Inquierta 17'
Xoel Lopez y Depedro_Cultura Inquierta 17'

Xoel López y Depedro_Cultura Inquierta 2017
Xoel López y Depedro_Cultura Inquierta 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s